Burj Khalifa Dubai y la desmesura...

El pasado lunes día 4 de enero se desveló por fin el misterio. El edificio más alto del mundo era inaugurado con toda pompa y boato, y se desvelaba su altura definitiva... 828 metros.

El Burj Khalifa Dubai luciendo en toda su altura esta semana

Durante la ceremonia de inauguración el pasado 4 de enero

Los responsables iniciales del diseño han sido; el arquitecto Adrian D. Smith, junto con la firma Skidmore, Owings & Merrill. Un proyecto que ha evolucionado tanto en su desarrollo que nació para ubicarse en Australia con poco más de 600 metros y ha acabado con 200 metros más en el Emirato Árabe de Dubai, el país de la ostentación, el lujo y la desmesura... Y que ha tenido que ser rescatado de la quiebra económica y financiera por su vecino Abu Dabi.

Es evidente que, aunque sus diseñadores repitan hasta la saciedad que se han inspirado para la planta del edificio en los arcos árabes y la flor Hymenocallis (que se cultiva en la zona), este gigante de la arquitectura no responde para nada al principio que algunos estimamos como imprescindible de que la verdadera arquitectura debe nacer de la reflexión sobre el entorno en el que se ubicará. Más bien, el rascacielos es el paradigma de la arquitectura del "paracaídas" diseñado para "caer" en el lugar en que el hubiese acumulación suficiente de dólares y de vanidad humana para acometer su construcción.

Después del atentado contra el World Trade Center de Nueva York; cuya Torre 1 (con la antena) tenía una altura de 541 metros; el Taipei 101 era el edificio más alto del mundo con 508 metros. El Burj Khalifa lo ha superado de golpe en 320 metros.

La construcción en agosto de 2008 desde un helicóptero
(Fotografía de David Hobcote)

Obreros trabajando en enero de 2009

Sus datos me marean, como ya he dicho antes por lo desmedido. En su altura se albergan 160 pisos habitados y casi 40 de maquinarias e instalaciones. Contará con 1.000 viviendas, el primer hotel de siete estrellas del mundo, miles de comercios y oficinas, cuatro piscinas, un restaurante en la planta 122 y la terraza-mirador más alta que existe, en el piso 124... Se han empleado más de 330.000 metros cúbicos de hormigón, 3.140 toneladas de acero, 103.000 metros cuadrados de vidrio. Ha costado algo más de 1.500 millones de dólares, siendo la joya de un complejo residencial de lujo inconcebible que, cuando se culmine, habrá costado 20.000 millones de dólares y contará con el mayor y más exclusivo centro comercial del mundo...

Puede que merezca la pena reflexionar sobre la cara oculta del país y del rascacielos... Dubai vive de forma prácticamente exclusiva de la mano de obra de la población inmigrante que acoge y que es mayoría frente a los ciudadanos autóctonos. Los inmigrantes provienen del sur de Asia. Hindúes, pakistaníes, malayos, iraníes y demás, forman esa fuerza de trabajo. Marea humana sin derechos, que al entrar en el emirato debe entregar su pasaporte (por lo que les resulta casi imposible salir), que viven hacinados en barrios marginales, sometidos a una legislación laboral donde el empleador debe dar permiso hasta para poder conducir, que nunca obtendrán la ciudadanía ni albergarán la esperanza de que sus hijos nacidos allí la obtengan, ya que está reservada para los descendientes de las familias originarias del emirato (por parte de padre y madre).

El rascacielos lo han construido inmigrantes, dedicando más de 22 millones de horas de trabajo desde el 21 de septiembre de 2004 en que se inició, hasta el 4 de enero de 2010 en que se inauguró.

Como logro arquitectónico me parece que aporta poco y que además recuerda excesivamente a la imagen del Mile High de Frank Lloyd Wright. Como logro de ingeniería es espectacular y seguro que ha supuesto avances en el análisis de estructuras y ensayos de materiales que se podrán extrapolar a otras edificaciones...

Como "logro" humano me da vergüenza ver el nuevo icono, la nueva ciudad prometida, aislada e inaccesible de los más ricos del planeta, construida como siempre por los más pobres, a modo de nuevos esclavos. ¡Un poquito menos de altura y muchísimo más de decencia!

P.S. Las fotografías se han sacado de la red, de medios de comunicación y de la página web propia del edificio de la que dejo este enlace.

11 comentarios:

Ana Trigo dijo...

La verdad es que es espectacularmente desmesurado ;)

Por cierto, yo también soy profesora (de secundaria) aunque ahora mismo estoy buscando trabajo. Un saludo!

Ladrillo dijo...

Ana.
Muy desmesurado y un descomunal monumento a la riqueza desmedida. Ten en cuenta que más de un 96% del PIB de Dubai proviene del turismo de hiper-lujo, porque ya no le queda petróleo, y la fuerza laboral de todo son los inmigrantes exprimidos hasta casi la esclavitud. Es indignante.
Me alegro de saber que también eres profesora (yo también soy de secundaria, en Bachillerato). Podremos compartir más puntos de vista.
Seguro que en 2010 encuentras trabajo.
Un carióso saludo.

Ana Trigo dijo...

Hola de nuevo :)

Frank Lloyd Wright es (junto con Frank Ghery y Le Corbusier) uno de mis arquitectos favoritos del siglo XX. Y la Casa de la Cascada me gusta tanto que no podía dejar de escribir una entrada sobre ella en mi blog (que por cierto no puede ni compararse con la tuya...jejeje).
En cuanto a la enseñanza de momento he dado clases de Sociales en 1º de Eso (soy profe de Geografía e Historia) y de Comunicación en PCPI. También he impartido clases de Ventas, Márketing y Turismo en grados de FP (tengo una segunda carrera que no tiene nada que ver con las letras). A pesar de que he trabajado en muchas cosas hasta ahora la enseñanza es lo que más me ha llenado y me ha hecho sentir más realizada, coincido totalmente contigo en eso. Por cierto, a mí me parecería genial que impartieras clases de Arte porque la parte de Arquitectura es la más complicada en esta asignatura y contar con un profesor con unos conocimientos profundos en esta materia sin duda puede facilitar mucho el trabajo a los estudiantes. Yo que tú insistiría en este tema cuando tengas la oportunidad, seguro que serías un estupendo profe de Historia del Arte. Un saludo, colega ;)

Rosna dijo...

Llego hasta su Bitácora , desde la entrada que dedico un amigo ...
Impresionante trabajo Dubai un lujo para pocos , en cuanto al proyecto y realización arquitectónica es admirable y titánica , como todo lo que hacen estos árabes ...
Un saludo desde Japón , si me permite seguiré su Bitácora .
Rosna

Ladrillo dijo...

Rosna.
Bienvenida a este blog.
El proyecto de Dubai es impresionante como arquitectura, pero tanto lujo me parece muy excesivo, y más si lo realizan trabajadores en condiciones laborales injustas.
Un saludo para la Isla y buen inicio de semana.

Ignacio Herranz dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con vuestra opinión sobre la opresión de los trabajadores para crear un basilisco que solo resalta la enorme riqueza que su/s propietario/s tienen.
Yo ahora quisiera abrir esta pregunta ? que pasaría si esta torre de Babel se construyera en alguna ciudad de EEUU?( siento lo del primer parentesi pero este teclado táctil no tiene para abrir preguntas ).

El alegre "opinador" dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ladrillo dijo...

Ignacio.
Gracias por tu comentario. Interesantísimo punto de vista. No sé que pasaría si esta mole se levantara en EE.UU. En principio estaba pensada para levantarse en Australia. Creo que una sociedad democrática no soportaría este alarde de ostentación y lujo desmedido. Al menos eso quiero pensar. Me llama la atención que los 1.000 pisos están vendidos y no a ciudadanos de Dubai. Resulta curioso que los más ricos de Occidente se encuentren más cómodos y protegidos bajo regímenes injustos y de corte dictatorial.
Un abrazo Ignacio.

Ignacio Herranz dijo...

Un saludo Javier,
Mi punto de vista de sobre el tema que he propuesto en el anterior comentario. Apostaria todo en una partida de poker, para afirmar lo siguiente. Pienso que seria una noticia que saldría mas días en los medios de comunicación ( sus respectivos programas especiales ). Si mal no recuerdo, solo salió un día.

Al tema de los compradores esta claro el porque, la nobleza se siente mas segura en lugares donde puede manejar como simples marionetas al pueblo obrero.
Seguiré este tema con entusiasmo.

Chiki dijo...

Lamentable, vergonzoso y carente de respeto absoluto de ese país al resto del mundo. Cuando digo al resto del mundo, me refiero a esas personas que viven apenas con un dolar al día mientras otros no serían "personas" sin al menos 500.
Recibe un saludo amigo, buen trabajo.

Ladrillo dijo...

Chiki. Gracias por el comentario.
De verdad que es lamentable... Pero a los ricos riquísimos del planeta les ha encantado. Está visto que prefieren mirar para otro lado... Casi siempre hacia su bolsillo.
Un abrazo.